viernes, agosto 15, 2008

Reseña: Re-Animator (1985)

Trascendiendo los tópicos estéticos de la época que le tocó, Re-Animator (1985) es referencia ineludible de ese cine de terror heredero del sano cutrerío que tantos han intentado imitar sin éxito. Fue también la película que descubrió al director Stuart Gordon, el guionista Dennis Paoli y el productor Brian Yuzna, ese singular trío de amiguetes que cuando se juntan merecen ser tomados en consideración. En el fondo se trata de una revisión clásica de un conocido arquetipo de terror: el hombre de ciencia que va más allá de los límites moralmente aceptables y se enfrenta a su creación. Específicamente en el caso de la película de la que hablamos, dicha creación se presenta en la nada sutil forma de un suero fluorescente capaz de reanimar cadáveres, convirtiéndoles en zombis enloquecidos y dementes sin sentimientos muy benévolos hacia aquel que les ha traído de la tumba.

Re-Animator está basada, como gran parte de la obra de Gordon, en un relato de H.P. Lovecraft, pero el espíritu del autor de Providence está adaptado de una forma bastante liberal, por ponerle algún calificativo. Ciertos elementos del relato original se mantienen (principalmente el intento de emular el pathos narrativo de la novela Frankenstein, de Mary Shelley) pero la película se encarga desde el principio de adoptar un tono menos solemne hasta llegar a límites que sólo se pueden calificar como caricaturescos, un grotesco grand guignol de violencia por parte de un grupo de cineastas dedicados a la reproducción en pantalla de un cómic de terror, sin dejar de lado los componentes clásicos resumidos en la imagen de un cadáver decapitado viviente que manosea los desnudos pechos de la heroína en peligro. Los excesos sanguinolentos no se hacen esperar, pero al igual que su maestro Herschen Gordon Lewis, Stuart Gordon utiliza el gore como válvula de escape hacia la comedia, sin por eso perder un ápice de brutalidad en alguna que otra secuencia (por ejemplo la reanimación del primer cadáver).

Decir que el trabajo de Jeffrey Combs como actor es gran parte de la clave del éxito de Re-Animator es más que una frase manida, hasta el punto de que representa todo un vuelco en la idea preconcebida de lo que debe ser un mad doctor; contrariamente a la forma clásica de representar dichos personajes, el Herbert West de esta película se toma sus locuras con naturalidad, y Combs elude eficazmente la tentación de llevar su personaje a los terrenos de la auto-parodia; West es entusiasta pero no histérico, y su comportamiento no es explicable gracias a la locura, sino a una curiosidad inmesurable que le lleva a una compleja (y carismática) amoralidad. No es de extrañar que esta fuera la película que le hiciera famoso como actor.

La película tuvo dos continuaciones, Bride of Re-Animator (1990) y Beyond Re-Animator (2003), ambas dirigidas por el productor de la original, el simpático Brian Yuzna. Existe también una especie de secuela no-oficial en El regreso de los muertos vivientes 3 (1993), pero eso ya es otra historia que merece ser dejada para otra ocasión.

12 comentarios:

mg dijo...

Re-Animator es una gran película y lo de Jeffrey Combs es glorioso y es lo que la vuelve un clásico. Eso sí, bastante ninguneado.

Saludos.

Anónimo dijo...

La vi este año por primera vez, y pocas veces me he reido tanto. Es la típica pelicula ideal para ver en un festi tipo Sitges

Aarón Soto dijo...

Buen review, una de las GRANDES de siempre sin duda, parte de los más importante es que Re-Animator fue una de las primeras peliculas de horror en parodiar al género, ademas de parodiar Frankestein, tambien se burlo del cine de zombies haciendolos torpes y libidinosos y también llevo el score de Psycho al kitch ochentero, convirtiendose en la primer peli en mezclar perfectamente el humor negro y el gore sin perder el toque siniestro del género.

Saludos.

Sam_Loomis dijo...

"Re-Animator" es todo un clásico. Gordon hizo una satira muy interesante y grotesca, cabe mencionar también la excelente actuación de Jeffrey Combs. Lo que me decepcionó bastante fueron sus secuelas, no tanto "Bride..." pero definitivamente "Beyond...", me esperaba algo mejor después de tantos años de espera.

¡Muchos saludos!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Un clasicazo del terror ochentero. Y no tan alejado de Lovecraft como lo pintan, porque el relato "Re-Animator" es bastante gore y paródico, así que en mi opinión capta bastante bien el espiritu.

Saludos!!

Cannonball dijo...

Como bien ha dicho Ihor, el propio Reanimator de Lovecraft era ya una parodia del Frankensteins de Shelley publicado en el fanzine humoristico Home Brew, asi que Gordon plasmo con acierto el relato en el que se inspira, dando lugar a una de las peliculas imprescindibles del splatstick.

depilacion laser dijo...

que buena pelicula!
me dieron ganas de verla nuevamente
sabes de algun site donde puedan bajarse peliculas viejas??
saludos
gracias

FiNCHeR dijo...

Re-animator, un clásico. ¿Alguien vio "Edmond" de Stuart Gordon? Qué gran película, el guión es de David Mamet. Si bien no es de terror, Gordon le otorga una excelente faceta oscura y perturbadora.

Cesare dijo...

Un autentico imprescindible de los 80.

black Oborot dijo...

tendría como 13 años cuando la vi por primera vez, desde esa edad quede prendado de esa película

celulitis dijo...

Muy buena pelicula alguien sabe de algun sitio donde pueda bajar las peliculas... saluditos a todos

Anónimo dijo...

Sabeis que existe un fertilizante para marihuana que se llama REANIMATOR ? jajajajaja
www.plantamarihuana.com