miércoles, abril 09, 2008

Tributo a Jason... a todos (parte 2 de 3)


Ted White (Parte IV)

Temiendo que la ilusión del público se desvaneciera, la Paramount decidió titular su cuarta entrega de la saga como Viernes 13: el capítulo final (1984), aunque ya todos sabemos en qué quedó eso. El encargado de interpretarlo en esta ocasión fue Ted White, quien a diferencia de los anteriores elegidos, era un especialista profesional. Sin embargo es bien sabido que White no tenía una opinión muy favorable de la saga, y que dudaba mucho de la calidad de entretenimiento de una película que se caracterizaba por la evisceración de jóvenes féminas humanas. Si aceptó el trabajo de interpretar a Jason fue principalmente por graves necesidades económicas, pero aún así pidió que su nombre no apareciera en los créditos. Con todo esto, a pesar de sus reticencias, el de White es considerado como uno de los mejores Jason que se han interpretado, y fue uno de los que impuso ciertos manierismos histriónicos que luego explotarían otros intérpretes (como por ejemplo el negarse a socializar con el resto de los actores para que no le perdieran el miedo a la criatura). También ayudó el hecho de que fuera el actor de mayor estatura que hasta el momento había encarnado al personaje, razón por la cual se ve imponente en escena.

Otro detalle importante es que este supuesto "capítulo final" marcó el regreso de Tom Savini a las labores de maquillaje, algo que se nota no sólo en la mayor profusión de charcutería mostrada en pantalla, sino a la cada vez más grotesca apariencia del monstruo. Esta es sólo una de las muchas razones por la que la película es considerada una de las entregas más disfrutables, una que además contaba con la presencia de Corey Feldman y Crispin Glover en el elenco.
Ted White continuó teniendo una carrera muy fructífera como especialista de escenas de acción, aunque nunca ha intentado ser asociado con la saga de Viernes 13. A pesar de que no se le puede ver en los créditos de esta entrega, sí aparece en los de la séptima parte, que utilizó imágenes de archivo para recapitular la historia. Lo más irónico de todo es que a pesar de que el hombre ha trabajado sustituyendo en escenas de mamporros a estrellas de la talla de John Wayne, Clark Gable o Lee Marvin, una búsqueda de su nombre siempre lo muestra, en primer lugar, como uno de los responsables de dar vida al matarife ochentero de Crystal Lake. Una prueba más de que, a pesar de todos nuestros esfuerzos, nunca tenemos control sobre qué exactamente es lo que nos hará ser recordados en la posteridad.
Tom Morga (Parte V)

Al igual que Ted White, Tom Morga, el elegido para encarnar a Jason en Viernes 13 Parte 5: El nuevo comienzo (1985) era un especialista profesional que logró tener una muy fructífera carrera en su profesión, a menudo haciendo de doble para escenas de acción en otras sagas como Star Trek o Los Cazafantasmas. Su participación en Viernes 13 es, cuando menos, controvertida por razones que no puedo explicar sin recurrir a los spoilers. Basta afirmar que, a diferencia de su antecesor, sí que se sintió más que cómodo con el personaje a pesar de que la película en la que participó no es precisamente una de las más queridas por los fans.

Esta es principalmente la razón por la cual el personaje de Jason no es el que más ha repercutido en la carrera de este aficionado a recibir palizas por otros actores. Aunque como nota curiosa siempre nos quedará recordar que Morga también se metería en la piel de otro famoso slasher al disfrazarse de Michael Myers en una de las muchas entregas de la saga de Halloween. El olvido al que se ha relegado esta película en particular ha hecho que el nombre de Morga no sea tan conocido por los fans como otros intérpretes de Jason, pero suponemos que ese es el detino ineludible de aquel a quien le toco vivir el momento en el que la saga sufrió su definitivo punto de inflexión.

Hoy en día Tom Morga continúa con su trabajo como especialista y coordinador de escenas de acción, y su muy extenso currículum puede verse en su página web oficial, donde se puede apreciar fácilmente que lo que más ha explotado son sus orejas de vulcano y no cierta máscara de hockey.

C.J. Graham (Parte VI)

Con Viernes 13 Parte 6: Jason vive (1986) se da inicio a lo que puede ser llamado, sin tapujos, la era autenticamente explotativa de la saga, el momento en el que Viernes 13 se convirtió en el producto que no pide disculpas a nadie. Tras la defenestración general por parte de los fans hacia la quinta entrega, Paramount decidió darle al público lo que pedía y nadie dio volvió a dar un paso atrás. El encargado en esta ocasión de dar vida al asesino favorito de las masas fue C.J. Graham, un manager de discoteca que realizó la prueba casi por no dejar y que resultó elegido cuando el especialista dejó a media producción colgando. A pesar de no haber actuado frente a una cámara en toda su vida, Graham aceptó gustoso la oportunidad, y en menos de tres días ya se estaba encasquetando la máscara de hockey para que Jason pudiera volver a la vida otra vez. Pero a pesar de su falta de formación, Graham realizó un trabajo bastante entusiasta: no solamente disfrutó con su participación en la película, sino que incluso corrió riesgos físicos mayores que los de todos sus antecesores en el puesto, desde someterse al tirón de un arnés con una fuerza de más de trescientas libras hasta dejarse prender en llamas durante una de las escenas. Para un hombre que no estaba acostumbrado a tratar con escenarios tan rudos (para eso tenía seguratas en su local nocturno), aquello no resultó ser poca cosa.

Graham no tuvo una carrera en el cine posterior a Jason, pero su corto currículum al menos le ha ganado algo que no ha dejado de aprovechar: un espacio dentro de ese círculo de frikismo que rodea a todo lo que tenga que ver con Crystal Lake, y no a una escala menor que la de otros compañeros más experimentados. Le queda eso y los recuerdos de su participación. Actualmente reside en Las Vegas, donde se dedica a regentar un casino llamado The Palms.


Ahora vienen, como ya saben, tres reseñas. Pero después llegará la tercera y última parte de este pequeño paréntesis dedicado al mayor "hijo de mamá" de todo el cine de terror.

8 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Qué gran trabajo el que estás haciendo al ofrecernos esta biografía inédita de uno de los asesinos más recordados del cine. Saludos!

Sir Laguna dijo...

Continua Excelente... por cierto, la Parte IV es mi parte favorita de la saga. Simplemente la mas divertida :)

Recuerda, el nuevo Jason no es Michael Bailey Smith sino Derek Mears.

Cannonball dijo...

Puestos a elegir una entrega, me quedo con "Jason Goes To Hell: The Final Friday", sin duda el capitulo mas desfasado y macarra de toda la saga.

Hombre Lobo dijo...

"Jason Goes to Hell" tiene un lugar especial en mi recuerdo por ser la primera que ví en el cine (a decir verdad, únicamente vi en el cine esa y "Jason X").

Nébula dijo...

Interesantísimo!! Tremendo post.

¿A nadie le recuerda Ted White a Pedro Ruíz?

Saludos

El Guardián dijo...

Cierto, Ted White es pariente de Pedro Ruíz sin ninguna duda.
Hombre Lobo, una vez más dando en el centro de la diana.
Exquisito repaso, del que espero paciente su última entrega, aunque la saga de Viernes 13 es en general bastante mala. ¿Por qué tendré las 8 primeras entregas en el pack americano de DVDs "From Crystal Lake to Manhattan"? Enfermo que está uno. :)

Cinéfilo7 dijo...

para mi, la mejor parte es la 4

Alvy Singer dijo...

A mi me mola la IV (y también la V), como ya he dicho arriba, pero es cierto que funciona mejor como conjunto locuelo y que Kane será el mejor. El resto, Kirizinger y de los aquí citados veo que CJ Graham es el george lazenby de los jason voorhees: tiene el físico ideal y no está tan mal su debut pero por extrañas razones no repitió. Lástima.