sábado, febrero 16, 2013

Reseña: The Gate (1987)

Probablemente conocida por la mayor parte de los lectores de este blog (al menos aquellos de cierta edad), The Gate (1987) es una de las más famosas cintas de horror juvenil de la década de los ochenta, muy a menudo equiparada con la película de Fred Dekker The Monster Squad (1987), la cual ya reseñamos hace algún tiempo. Pero si bien ambas cintas se estrenaron el mismo año y comparten un mismo público potencial, esta de la que hablamos hoy es un trabajo muy diferente al que me parece que no se le da la atención debida. Lo cierto es que esta película del húngaro Tibor Takács es una cinta más seria y menos dada a la parodia, quizás por carecer del referente pop de los monstruos clásicos del cine de terror e irse más por la muestra de críos enfrentándose a una emanación de lo sobrenatural que no por tener concesiones a la comedia deja de ser una amenaza.

En este sentido, la película es más comparable a lo que en su momento fue Gremlins (1984), indudable antecedente de este tipo de cinta. Al igual que la cinta de Joe Dante, The Gate es una película de terror dirigida a un público joven en la que no faltan elementos bastante oscuros, provenientes todos de la idea de un niño que abre accidentalmente una puerta al infierno en el patio de su casa, con consecuencias nefastas no sólo para él sino también para todos los que le rodean. El uso de críos como protagonistas sorprendentemente no hace que la película escatime en algunas imágenes ciertamente siniestras que involucran arquetipos tan poco infantiles como el fantasma de la madre muerta, un zombi producto de la imaginación de uno de los protagonistas y por supuesto los pequeños demonios que se cuelan por la puerta y que son probablemente la imagen más fácilmente reconocible de esta cinta.

Todos estos oscuros elementos están realizados, por cierto, mediante unos efectos especiales bastante sobresalientes que se sostienen bastante bien incluso hoy en día, y no sólo en cuanto a las criaturas sino también en cuanto a cómo la película se ceba a nivel de violencia con sus jóvenes protagonistas, quienes salen de todo menos ilesos de esta experiencia. Evidentemente la película no olvida cual es su público potencial en cuanto a que la resolución necesariamente implica cierta forma revertir los efectos negativos de lo que acaba de ocurrir. Sin embargo, el ambiente apocalíptico logrado por The Gate es genuinamente sorprendente tratándose de una película que siempre ha sido catalogada como infantil.

Como nota curiosa está evidentemente el hecho de que el protagonista es nada menos que un debutante Stephen Dorff, quien contaba con apenas 13 años para cuando la película se estrenó. Probablemente su inclusión haya ayudado a que esta cinta permaneciera en el mundo mainstream del cine de terror como el origen de una carrera bastante fructífera. Pero más allá de eso, en The Gate tenemos el ejemplo perfecto de una película muy destacable que se mantiene todavía en muy buena forma. Si alguno de vosotros tiene ganas de revisitar el cine de terror comercial de los ochenta, esta es una muy buena opción.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nací a mediados de los setenta, x lo tanto debi haber visto este film, ya que soy uno de los tantos setenteros que disfrutó mucho con el cine ochentero en general. Como dato curioso nunca vi esta pelicula en cine, ni nunca la comercializaron en mi pais y ni idea porque, hasta hace poco que tuve la oportunidad de traerla por Amazon luego de leer tanta reseña positiva y siendo primer vez que la veo, pienso que no ha envejecido nada mal.

Me ha gustado mucho y soprende bastante que en su momento no la haya visto, ya que consumi mucho cine Carpentiano - Spilberiano y Joe Dantiano, entre otros, pero nunca es tarde y estoy completamente de acuerdo con tu seseña. Que buena epoca para el cine, ahh y soy fan del Escuadron de Monstruos, atesorada dentro de mi colección.

Saludos y no demores tanto en reseñar films de culto.


Jon H. Diaz.

Anónimo dijo...

Cierto, muy entretenida pelicula que no escatima en violencia. Si mal no recuerdo, hay por ahi una segunda parte del mismo director. Habra que lanzarse en su busqueda.

Un saludete,
Mario

replik2001 dijo...

Yo la descubri hace pocos meses y su visionado fue una grata sorpresa, a nadie le recuerdan los hombrecillos un poco a la peli don't be afraid from the dark? jje.