domingo, octubre 17, 2010

Reseña: El otro (1972)

Ahora que hemos regresado, no hay mejor manera de ponernos al día que sacando a colación la reseña que (sin exagerar) más nos han pedido en el tiempo que llevamos abiertos, El otro (1972). Como en tantas otras ocasiones, he tardado demasiado tiempo en verla, y a pesar de que es considerada por muchos como una obra maestra y uno de los principales exponentes de ese nutrido subgénero dedicado a los niños malvados, tampoco es demasiado conocida por el público mayoritario. Esto se debe quizás al escaso interés que despertó en el momento de su estreno (el status de semi culto que ostenta actualmente se debe sobre todo a sus numerosas reposiciones televisivas) y al hecho de que su director, Robert Mulligan, tiene otras películas en su haber que eclipsan la fama de esta de la que hablamos hoy, como por ejemplo Matar a un ruiseñor (1962), por la que incluso ganó un Oscar y la cual tiene muchos puntos en común con la reseña de hoy, incluyendo su ambientación de pueblo de los años treinta y las diferentes capas de horror que se esconden detrás de una vida sencilla y en apariencia apacible.

El otro también toca una vertiente del miedo bastante conocida como es el arquetipo del "gemelo malvado" al narrar la historia desde la perspectiva del pequeño Niles y su hermano gemelo Holland (ambos niños interpretados por auténticos gemelos, cosa que en principio no parece así ya que Mulligan nunca muestra a ambos niños en el mismo encuadre), cuyas travesuras poco a poco van adquiriendo tintes cada vez más siniestros. El tono lúgubre de la trama contrasta con el luminoso y acalorado ambiente que Mulligan recrea en aquella apartada granja, así como con la alegre y festiva música de Jerry Goldsmith, quien deseaba retratar con ella la inocencia de un niño que esconde un terrible secreto referente a la muerte de su padre y el estado depresivo de su madre. El tono realista de la película es únicamente roto por un fenómeno que Holland y Niles llaman "El juego", que consiste en la habilidad (en parte real y en parte ficticia) de los gemelos en transplantar su conciencia a otros seres vivos, truco aprendido de su abuela rusa.

El marcado contraste que existe entre el tono de la película y la crueldad del argumento hace que El otro sea difícil de clasificar en un género específico, saltando de ese costumbrismo pastoril al thriller de un momento a otro, con algunas imágenes realmente impactantes como la del carnaval de fenómenos que en cierta forma anticipan algunos de los momentos más crudos de la cinta. Esta es, de hecho, una película que se apoya mucho en la anticipación de dichos momentos y en sorpresivos giros argumentales que por supuesto no pienso revelar aquí porque constituyen la principal fuerza de un relato cuyos elementos más perturbadores son sugeridos (incluso uno de los carteles ostentaba el tagline "No reveles el secreto de El Otro"). Esta dependencia de la sorpresa argumental quizás sea el único problema que la cinta podría tener con el público actual, ya que muchas de ellas, incluyendo el principal giro del argumento, pueden ser fácilmente anticipadas por un público en cierta forma ya acostumbrado a este tipo de trucos.

Quizás esto sea uno de los motivos por los cuales a pesar del culto que existe en cuanto a la película, El otro no tenga el mismo reconocimiento que otras piezas de terror de los setenta o incluso otras muestras de la filmografía de Robert Mulligan. En todo caso, no deja de ser una película muy recomendable cuya influencia se nota en otras cintas posteriores que han tocado el tema de los niños perversos, aunque pocas veces con tanta efectividad. En mi caso particular lamento no haberla visto mucho antes, ya que es toda una lección de cómo sacar una historia a partir de la ya conocida pero no siempre mencionada crueldad infantil, y una muestra de por qué las buenas historias de terror con niños son escasas.

4 comentarios:

Chanul dijo...

Solo queria comentar para decir que esta muy disfrutable tu blog y que hoy termine de chutarme todas las entradas, en... no se... una semana?
Gracias por mostrarme algunas cosillas que ya estoy descargando.
Saludos.

Anónimo dijo...

Mi peli de terror favorita de todos los tiempos. El terror sucede a pleno sol, como decía aquel de los grandes relatos de Arthur Machen, bañados en cruda luz solar, "como en un misterio pagano".

Plagiada mil veces, nunca igualada. La escena del pinchito moruno en el pajar y el final con el truco de magia son de antología.


Gracias por la reseña, Lobo. La espera ha merecido la pena.

http://www.hotelkafka.com/blogs/david_torres/

Anónimo dijo...

me ha parecido muy bueno tu blog, y es una gran reseña, y la comparto, para mi una obra maestra y pelicula de culto que lkamentablemente en la actualidad no seria muy apreciada por su ritmo algo lento y giro ya un poco previsible.

Anónimo dijo...

Les aviso que 'THE OTHER0' fue restaurada y remasterizada en Alta Definición en Blu.Ray limitada a solo 3000 copias por la compañía 'Twilight Time' el resultado es increíble
http://www.screenarchives.com/title_detail.cfm/ID/25888/THE-OTHER-1972/