miércoles, agosto 13, 2014

Reseña: The Purge: Anarchy (2014)

Mucho más inclinada a la acción que su antecesora, The Purge: Anarchy (2014) es uno de esos ejemplos de secuelas-a-lo-bestia que intenta ofrecer lo mismo que la primera parte pero a lo grande. Ya desde su muy buen trailer hace unos meses le tenía ganas puesto que prometía darnos aquello que la primera parte nos había negado: una mirada a lo que ocurre en la ciudad durante esa noche anual en la que todos los crímenes son permitidos. La primera parte decepcionó al ambientarse toda dentro de una casa y convertir una interesante premisa en una sencilla película de invasión doméstica, pero esta segunda entrega abandona esa perspectiva y se convierte en un survival por las calles de Los Ángeles. No es necesario haber visto la primera para entenderla, y aunque no se trata de una película perfecta ni mucho menos, sí tiene varios puntos a destacar.

El primero y principal ya lo he dicho arriba: a diferencia de su antecesora, esta segunda parte tiene lugar en las calles de Los Ángeles y ofrece el punto de vista no de una familia adinerada como la primera sino de gente común y corriente que por un motivo u otro se encuentra atrapada en medio de la masacre. Los primeros minutos muestran todas estas historias por separado hasta converger todas en el encuentro entre un Frank Grillo convertido en héroe de acción (y haciendo sin duda el mejor papel de la película) y los demás personajes a los que tendrá que proteger durante la noche. El misterioso carácter justiciero del personaje (anónimo por lo demás) de Grillo encarnado a un remedo del Punisher de Marvel despoja a la película de su tono realista y le da un marcado componente de acción, pero no nos engañemos: la cinta no escatima a la hora de mostrar algunas imágenes muy buenas y el mayor presupuesto permite mostrar un universo más amplio en el que no sólo apreciamos lo que es la Purga sino que también vamos presenciando varios escenarios y situaciones que se dan en una sociedad cuando colapsa de esa forma. 

Es este quizás el motivo por el que a la trama de venganza del protagonista se le juntan la persecución a una pareja de un grupo de pandilleros enmascarados, tragedias familiares, una conspiración gubernamental y la presencia de un grupo guerrillero que lucha contra el gobierno corrupto que ha instaurado la tradición de la Purga en América. El contenido político, de hecho, está tan evidenciado como en la primera parte e incluso augura una secuela que muy previsiblemente tratará sobre el alzamiento de las masas contra el gobierno de los Nuevos Padres Fundadores.

Sabiendo todas estas cosas, está claro que The Purge: Anarchy es una película comercial y hollywoodense y que incluso sus aspectos más escabrosos están desprovistos de polémicas demasiado grandes. Pero dentro de este criterio es una secuela muy eficiente que en mi opinión supera por mucho a la original y que incluso se permite algún que otro momento de genuino terror. Fui con las expectativas muy bajas y he quedado sorprendido, tanto que con todo gusto me echaría al hombro la tercera entrega que parece intuirse en el horizonte. Espero que la cosa vaya a más y que este survival urbano lleve su interesante premisa hasta sus últimas consecuencias.

3 comentarios:

Gary Rivera dijo...

buen dato!! la anoto para verla el fds!!!!

Renaissance dijo...

Esta secuela le da mil vueltas a la original: ofrece todo lo que la otra dejó en medias tintas, y en general, me ha parecido bastante divertida. Además, hasta la parte crítica que incluyen, entre la aparición de las clases adineradas y esa resistencia apareciendo por ahí, me recordó bastante a cómo lo enfocaban en películas como Están vivos

Marlèn Milleiro dijo...

Yo vi la primera parte y la verdad que me tiene buena pinta, pero sólo espero que traiga novedades y no sea más de lo mismo.
Un saludo :)
http://sopadeojosterror.blogspot.com.es/